miércoles, 23 de enero de 2013

Economía: asignatura obligatoria en la escuela



Hace unos días un amigo me pidió que echara un vistazo a un plan de negocio. Sin embargo tuve que ponerle no pocos ejemplos sobre conceptos básicos de economía. Me refiero a cosas que son super importantes para el día a día de cualquier persona. De añadir, que he encontrado similares dudas en mis alumnos en la universidad.

Me refiero a conceptos tales como la amortizaciones, conocimientos básicos de las hipotecas o qué es el Euribor y como es o ha sido su evolución. Es decir, aunque una persona joven y educada quiera montar un negocio desconoce lo básico para hacerlo.

Me parece que sería muy útil que todo el mundo contara con un mínimo básico ya que estos son conceptos básicos muy útiles en la vida real. ¿Cuántos de nosotros tienen o tendrán hipoteca? ¿Cuanta gente conocemos que tengan una?.

Lo que suelo recomendar a amigos es que lean Padre Rico, Padre Pobre, es un bueno comienzo, en el se ve la diferencia de mentalidad entre la gente que viene con cierto bagaje en el mundo de los negocios y la gente que no.
Incluso puedes oírlo:

Una mejor educación económica de nuestra población ayudaría a evitar muchos de los problemas que estamos teniendo ahora.

miércoles, 16 de enero de 2013

La falsa separación de poderes.




¿Qué es la “Separación de Poderes” ?


En principio la idea es que hay tres poderes, el ejecutivo, encarnado en un gobierno, el legislativo encargado de hacer las leyes (el parlamento, congreso…) y el judicial cuya misión es hacer cumplir las leyes. Además se supone que todos ellos son independientes los unos de los otros.

Bueno echemos un vistazo a nuestro alrededor: tenemos un gobierno, que es escogido por el congreso que es elegido por el pueblo, y al fin y al cabo lo que tenemos es que el gobierno se forma por (ex)miembros del poder legislativo o del partido de turno o de una comunidad autónoma. A su vez los altos cargos del poder judicial son escogidos por los partidos, que recordemos sus líderes son los candidatos a presidentes. Es decir que de separación de poderes poco se ve.

A todo eso hay que añadir que el gobierno y legisladores puedes escoger multitud de puestos públicos, Gobernador  del Banco de España, diplomáticos, en las televisiones públicas, representantes en empresas con participación del Estado…
O sea que de separación lo que se dice separación… más bien poca.

miércoles, 9 de enero de 2013

Nucleares, Protocolo de Kioto y precios reales.

     Mucha gente es partidaria del uso de la energía nuclear porque piensa que es más barata y no tenemos que depender de terceros países, sin embargo mucha gente no tiene en cuenta ciertas cosas en el caso español y lo que son las externalidades negativas.
     En primero lugar España no cuenta con un cementerio nuclear propiamente dicho, como todos sabemos, las centrales nucleares no producen humo pero producen desechos radiactivos que deben ser tratados y almacenados durante miles de años. Mi pregunta es, ¿cuánto cuesta esto?, ¿qué precio le damos?, porque ese precio debe ser  incluido en el precio. Pero no solo eso, ¿qué pasaría si ocurriera un Chernobyl o un Fukushima? Pues que además deberíamos crear un seguro a que cubriera dichos riesgos que pueden ser gigantes e impredecibles. Por lo que se incluyéramos estos dos costes ocultos, estas externalidades negativas en el precio real de la energía producida veríamos a ver lo competitiva que es.
Fuente: http://www.sxc.hu/photo/13768
      Algo parecido pasa con el consumo de combustibles fósiles y otros gases de efecto invernadero, con la intención de no afectar nuestro entorno deberíamos compensar las emisiones de los mismos (comprando bosques, mejorando la tecnologías o promoviendo el ahorro) y el Protocolo de Kioto suministra varios mecanismos.
   En otras palabras estas fuentes de energía no incluyen en su coste el impacto ambiental, una vez que su valoración económica sea hecha debe incluirse en el coste. De otra manera la comparación es díficil.

miércoles, 2 de enero de 2013

La Evasión Fiscal

       Hace un rato he leído un post en el blog de Sala-i-Martín (qué es un economista que me gusta mucho y suelo leer) sobre evasión fiscal, resumiendo un poco lo que él decía en el post (aunque siempre es mejor leer el original) es primero compara la visión que a primeria nos vendría a la cabeza, que sería ¿me sale rentable evadir? (Gary Becker ) y otra que consiste en bueno un poquito y si además lo hacen los demás no pasa nada (Dan Ariely).
La conclusión final es “En lugar de poner más inspectores o de aumentar las penas por fraude o evasión fiscal, quizá lo que deberían hacer nuestros líderes políticos es reducir el margen para la auto-justificación a base de mirar a los ojos de los ciudadanos y explicarles por qué pagar impuestos no es tirar el dinero. Si consigue hacerlo sin que se le escape la risa, habrá solucionado el problema fiscal.
Disiento en varios puntos, por ejemplo, no creo que sea el ciudadano de a pie el que más defraude (poca cantidad pero muchos).
Llegados aquí me gustaría poner un video breve en el que aparece alguien que trabaja en la lucha contra el fraude fiscal en España, me gustaría señalar la última frase del video "Ahora tengo muchas más ganas de pagar mis impuestos": 
 
       No es solo ya tirar el dinero, sino la cantidad de juegos perversos a los que nos lleva, ya que mucha gente no quiere que su dinero se dedique a cosas concretas a las que las dedica el gobierno o no cree que el gobierno tenga los mismos intereses que los ciudadadones, como se aprecia en el video, existen muchso intereses cruzados en este juego de tronos.
       Por regla general los gobiernos imponen sus impuestos porque simplemente pueden conseguir dinero de ahí. Allí dónde hay un sitio u oportunidad de conseguir dinero, allí habrá un impuesto.  Por ejemplo, cuando cobramos y nos depositan el dinero en el banco, en una herencia, cuando compramos algo… sin embargo lo que nosotros sentimos es que tenemos que pagar por trabajar, que tenemos que pagar por recibir algo que ya estaba ahí y de alguna manera ya nos pertenecía, que tenemos que pagar por comprar algo después de haber pagado por recibir nuestra paga. Así que sentimos que nos están cobrando por algo que no está muy claro qué es.
       Sin embargo, si nos cobraran por usar una carretera, tenemos claro porque nos cobran, si nos cobraran por ir al médico, tenemos claro por lo que pagamos, si nos cobraran por ir a la escuela o a la universidad tenemos claro porque nos cobran, si nos cobran por consumir electricidad tenemos claro porque nos cobran, si nos cobraran por el consumo de petróleo tenemos claro porque nos cobran… es decir mediante impuestos directos y concretos tenemos claro que nos cobran, y no tenemos dudas de que alguien esté haciendo lo que quiera por nuestros impuestos.
       Sin embargo no solo introduciendo impuestos concretos y directos podremos conseguir lo que queremos que haga un Estado, por ejemplo, si queremos igualdad de oportunidades debe haber un flujo de dinero de los más ricos a los más pobres, por lo que se necesitan impuestos sobre la renta u otros (a groso modo).
      Hay en día incluso con las modernas tecnologías podríamos tener la posibilidad de poder escoger, exactamente en qué queremos que se gasten nuestros impuestos e incluso escoger nuestras leyes directamente.
       Realmente no creo que se pueda evitar la evasión fiscal, porque siempre habrá huecos en la legislación, porque siempre habrá gente que le proporcione enormes beneficios, gente que simplemente no esté de acuerdo con lo que los gobiernos hacen con el dinero… pero si se puede incrementar la información, y acercar los impuestos más al ciudadano, mediante el copago o pago directo de lo que se consume (con limitaciones claro) y con la posibilidad de que el mismo ciudadano escoja a dónde va su dinero, creo que los ciudadanos querran colaborar más. Los ciudadanos en general ni de broma las grandes fortunas y empresas deben también sentir que su dinero en impuestos es rentable y es rentable en comparación con otros países (ver aquí).

martes, 1 de enero de 2013

Modelos a seguir



     Anoche estaba cenando con mi familia y viendo la televisión. Por supuesto salió un montón de gente deseando un feliz y próspero año nuevo, sin embargo me di cuenta de que toda la gente escogida para hacer el saludo eran actores, cantantes, deportistas y otros que no tengo ni idea pero luego me enteré de que eran pseudofamosos de estos que los mismos programas de televisión crean. Esto me hizo pensar en quienes son los modelos a seguir por cientos de miles de personas, los “machos alfa” de nuestra sociedad… es verdad que en algunos casos esas personas han trabajado mucho para llegar ahí no lo dudo. Pero me di cuenta que de alguna manera no tenemos modelos a seguir adecuados.

      Se puede pensar que si te vas a gente muy famosa estos son los indicados, y que cada uno puede escoger sus modelos a seguir en su campo, pero incluso en un campo particular podemos fijarnos más en los que son más famosos por cosas no precisamente buenas.
      Cuando estudiaba empresariales  recuerdo cómo muchos de mis compañeros de clase tenían cómo modelos a seguir a Juan Antonio Roca  o Mario Conde y me parece triste que gente con conocimientos e inteligencia, tengan precisamente estos modelos a emular. Pero qué pasa con gente como FranciscoRoig Ballester, Amancio Ortega, o Martín Varsavsky por ejemplo, exitosos empresarios que en principio no han incumplido leyes para hacerse ricos, porque no son tan famosos cómo los primero.
      Probablemente los unos y los otros tienen cosas buenas y es bueno aprender de todos, pero de alguna manera resaltan más lo que probablemente no sean los mejores ejemplos a seguir y también me pregunto cómo puede ser que los que podrían parecer  los mejores ejemplos no resulte tan fáciles de encontrar como los peores. ¿Son los medios de comunicación?, ¿somos nostros?¿es la sociedad?, ¿es la televisión?.