miércoles, 3 de julio de 2013

Mi experiencia con las preferentes y la intervención de la CAM

   Hará unos dos años y medio mi padre sufrió un ictus y desdes el primer momento y por desgracia quedó mentalmente impedido aunque físicamente parece estar muy bien. Aunque desde entonces ha mejorado lo sigue estan y esto es evidente desde los primero treinta segundos que hablas con él, confunde palabras, no conoce a su familia... Mis padres son y siempre han sido, muy desconfiados de los bancos, hasta el punto de que para mi ya resultaba dificil que llevaran sus ahorros al banco y por supuesto el producto más complejo que contemplaban era un plazo fijo a un año.
   Sin embargo un día me llama mi madre y me dice que mi padre quiere hacer algo con los ahorros que tienen de toda la vida, tras hablar con mi padre un buen rato y prácticamente no entender nada descubro que mi padre ni siquiera tenía su dinero en un plazo fijo a un año sino en una cuenta corriente y entre todo entiendo PREFERENTES, saltan todas mis alarmas. Como economista ya había oído hablar de las preferentes, pero había cosas que me inquietaban:
1) ¿quién le había metido en la cabeza a mi padre esa idea?
2) ¿ésa persona no se daba cuenta del estado mental de mi padre?
   A priori me pareció que quien salía ganando en todo esto es algún directos de caja con incentivos que cumplir, así que al día siguiente le pedí a mi padre que su consejor que llamara. Así ocurrió.
   Desde el primer momento le hice saber al director que mi padre estaba en proceso de ser declarado incapacitado y que la familia no aceptaría ningún "trato" que hiciera solamente con él. Luego de muy buenas maneras me estuvo pintando las bondades de las preferentes, son seguras, alto rendimiento... no mencionó en ningún momento que eran productos cotizados de hecho se lo tuve que mencionar yo y por lo tanto tiene que haber información en distintos organismos así que le pedí que me mandara la letra pequeña y yo busqué por muy cuenta.
   En pocos minutos  ojeando la información que reuní, me di cuenta de que me había contado parcialmente la verdad y descarte este producto por algo muy sencillo. Si mi padre tenía su dinero en una cuenta corriente normal, tranquilamente podría tenerla ahora en un plazo fijo, que es algo acorde a su perfil, aunque yo no tendría el dinero de esa manera, pero no es mi dinero y ellos estarán más tránquilos sabiendo que su dinero esta "seguro" en un depósito.
    Unas semanas despues las preferentes se desplomaron a menos de la mitad de su valor y la CAM fue intervenida, deje de seguir las noticias de la misma para no hacerme mala sangre.